diciembre 27, 2007

Sin reacción

No te entiendo
trato pero no puedo
no comprendo
aunque me rebano los sesos
Cuando empezó este lío?
cómo salimos sin herirnos?
dame las respuestas
o comparte mis preguntas...
Reacciona!
Sereno en la quietud de tus pensamientos
sin compartir la ilusión de mi amor
te amo, me amas, pero no compartimos la esencia...
Complicaciones...
caminos sin retorno
calles sin salida....
pero al final una luz de esperanza...

diciembre 11, 2007

Tu camino distinto al mío

Quiero salir al campo
y oler las flores primaverales,
el armonioso cantar de los pájaros,
rodearme del verde de la naturaleza
Tengo unas ganas locas de subir a mi auto y rodar
correr como nunca,
hasta que el marcador no de más
sentir la velocidad...
Hoy quiero salir a caminar,
visitar el parque o la playa
Salir contigo de la mano
y disfrutar del aire marino
Sólo ganas de dormir,
si quieres sales, si quieres me acompañas
pero quiero dormir
sin ruidos molestos en mis oídos...
Dos vidas diferentes
unidas por ese no sé qué
que muchos llaman amor...
Dos vidas sin mucha semejanza
pero que tratan de marchar juntas
Cómo saber si deben seguir?
Cómo saber si es mejor cambiar los rumbos?
Difícil.... pero más vale intentar...
mejor arrepentirse de lo que se ha hecho
que de aquello que se dejó de hacer

diciembre 06, 2007

Gritar hacia adentro

Navegando entre pensamientos
divagando entre sentimientos.
Dificíl no llorar, difícil no callar,
sólo gritar y gritar sin miedo...

Giros, vueltas, mareos
Desilusión, llanto, sentencia
Conflictos internos que me persiguen,
no dejan que duerma, no dejan que viva
Peleas con mi otro yo,
con las personalidades múltiples que viven dentro de mí.
Una defiende, la otra acusa, la tercera observa y calla...

Todo da vueltas y me mareo
Todo sigue y yo me estanco
Todo se va y yo me quedo

Gritar, sólo gritar
gritar sin voz
oir y no escuchar
correr y arrancar....

noviembre 21, 2007

la espera

Estoy cansada, cansada de luchar contra la corriente de una historia que crece, pero no se profundiza. Cansada de no poder gritar a los 4 vientos aquello que es la felicidad más grande que tengo
Cansada de que la felicidad se me arranque de las manos por no poder disfrutar de lo que siento...
¿Cómo es posible que lo mejor de mi vida al mismo tiempo me torture e impida mi plenitud?
Lo mejor que podría para dar ya es tuyo Lo mas grande que podría sentir ya golpea mi pecho La inmensidad de lo que tengo es totalmente para ti pero tú no quieres tenerlo, y haces que lo mejor de mi vida se convierta en mi peor tomento...
¿Cuando estarás preparado para escuchar lo que hace tiempo quiero decir? ¿Cuánto tendré que esperar para que tu corazón acepte lo que siento?
Espero que no sea mucho tiempo más, porque tal vez cuando decidas aceptar lo que tengo para ti ya no esté dispuesta a dar lo que hoy te entrego a ojos cerrados

noviembre 05, 2007

Primavera sin ilusión

Caía la noche y se encontraba sola en aquel dormitorio en donde un par de mese atrás era tan feliz, pero hoy sólo traía a su mente recuerdos, recuerdos que le trituraban los sesos y le arañaban el alma… no quería volver a dormir en esa cama, manchada por la desesperanza, pero no podía darse el lujo de cambiarse de casa, el dinero no lo permitía, en este viejo, pero bien adornado departamento era donde debía quedarse, aunque no pudiese dormir en esa cama y prefiriese hacerlo en el sillón de la sala. Se prometió superar lo sucedido, pero cada vez que atravesaba el umbral de la habitación volvía a vivir esa aterradora tarde de primavera en que los pájaros no cantaron para ella y las flores se marchitaron en su vida. Muchos años tendrán que pasar para que pueda superar el incidente, sacar de su mente aquel extraño saboreando su cuerpo como un carroñero come su presa, le era difícil olvidar el olor nauseabundo de aquel hombre que esa tarde entró a su casa y la violó sin compasión, cada vez que cerraba los ojos aquel personaje le resoplaba y gemía en su oído, mientras ella gritaba para no ser oída y lloraba tal como lo hace ahora y lo seguirá haciendo por mucho tiempo más… Siente su cuerpo sucio y se da un baño, pero no puede sacar la porquería que le ensucia el alma, el orgullo y su esencia de mujer. Quiere olvidarlo, pero todo a su alrededor se lo recuerda, hasta su propia cama, que ya no quiere usar y que no usará… prefiere dormir en el sillón… tratando de alejar las sombras de los fantasmas de aquel día, pero sabe que no lo hará, sabe que cada vez que sus ojos se cierren toda la pesadilla volverá…

octubre 30, 2007

Un mundo paralelo que no conocí

Faltaban 25 minutos para que el camillero me fuera a buscar a mi soleada pieza del hopital y los nervios me estaban comiendo el estómago, era mi primera vez en pabellón y todos me habían dicho que era una experiencia casi traumante... así que mientras el reloj avanzaba y se acercaba el momento mi corazón latía con fuerzas y un par de lágrimas salieron de mis ojos, tengo que confesar que sentí miedo, sí, miedo a no volver jamás del viaje que iba a iniciar en menos de 15 minutos, ahora creo que fui algo exagerada, pero en ese momento mis intestinos se retorcían
A las 9:20 ya estaba con una típica bata de hospital (de esas que se te ve todo por atrás), gorro quirúrgico, mascarilla de oxígeno, un catéter en la mano izquierda, y en la derecha un clásico contador de pulsaciones... en posición de crucificción, parecía alienígena! y ya estaba lista para la anestecia general... lo último que recuerdo es que la anestecista me dijo que iba a sentir mareos, pero antes de eso yo ya estaba en un universo paralelo, sin conciencia de mi cuerpo e inerte sobre la mesa de operaciones.
En los días previos a la cirugía me imaginaba las cosas que vería, sentiría o crearía cuando estuviera inconciente... castillos voladores, colores interminables, música, o viajes al infinito, pero la verdad fue distinta, no sentí ni vi nada extraño, estuve dos horas perdida de mi propia vida, no sé qué fue de mí en 120 minutos, pero luego desperté lentamente y con un agradable aire fresco ingresando a mis pulmones, venía de mi mascarilla de oxígeno que aún conservaba, recuerdo que lo único que pregunte era si habían hablado con mi mamá, la respuesta fue positiva, así que hice una sonrisa algo forzada y seguí durmiendo. Pero de los castillos y los colores nunca supe... nunca existieron.

octubre 11, 2007

El despido

Abrigo largo para minimizar el frío del invierno iba caminando por la calle más transitada de la ciudad, sin rumbo fijo, mirando las gotas que caían cada vez más rápido dobló por la primera esquina y se sentó bajo un cobertizo para descansar un rato. Pensaba en todo lo que se venía la semana siguiente, tendría que hipotecar la casa porque el dinero estaba escaso, cómo decirle a su mujer con 3 niños que lo habían despedido porque un jóven haría su trabajo por la mitad del dinero... simplemente no podía, el orgullo que le quedaba lo obligaba a salir cada mañana de su casa rumbo a un trabajo que no existía, pero ya llevaba una semana haciéndolo y la situación ya no era sostenible. Pero por más que intentaba encontrar una forma de decirlo en su hogar no era capaz de desilusionar a sus hijos.
Decidió seguir su camino hacia ningún lugar porque el viento chocaba la lluvia contra su rostro, como recordándole que estaba en la calle y no en su oficina. Con las pocas monedas que le iban quedando compró el periódico y empezó a revisar la sección de avisos para buscar nuevo trabajo, pero el agua golpeaba contra las hojas del diario y se hacían borrosas e ilegibles. Tiró el papel a la basura y entró en una pequeña cafetería donde sólo pidió un café negro. La cabeza le daba vueltas y sentía que el pecho se le apretaba. Las preocupaciones lo agobiaban y sentía que se caía, y así fue... cayó estrepitosamente al suelo del local y quedó ahí tirado, parecía muerto.
Al depsertar en el hospital de la ciudad su mujer lo acompañaba al lado de la cama acariciando su cabeza. El corazón le había fallado, hace tiempo debía ir a un especialista pero luego que perdió el trabajo de lo que menos se preocupó fue de su salud. Se enteró que lo habían despedido del trabajo porque se hizo la noche y su marido no llegaba, así que llamó a la compañía y le informaron del despido. Ella lloró, pero al recibir la llamada del hospital se le olvidó la pena y corrió a ver a su compañero de años.
Ahora lo miró a los ojos y le dijo que juntos saldrían de eso, que lo único que le importaba era que no la dejara sola, que juntos podrían superar cualquier obstáculo, pero juntos, no escondiendo los problemas y menos perjudicando su salud por tratar de salir adelante solo. Después de todo por eso eran una familia, porque habían prometido apoyarse el uno al otro y estar juntos hasta el final....

octubre 03, 2007

La copa rota

Simplemente tenía ganas de salir a tomar aire, no podía aguantar un segundo más en ese ambiente viciado por el dolor y la traición. Quería refrescar mi temple y vivificar mi aura; no podía parar de llorar, pero a medida que caminaba el viento helado secaba cada una de las lágrimas que bajaban por mi piel y no lograban tocar el suelo.
Encendí un cigarro, otro y otro más. Hace 4 meses había dejado de fumar, pero hoy era necesario... la única escapatoria que tenía en ese momento era aspirar hasta la última bocanada de humo de ese cancerígeno placer. Quería arrancar de mi pecho lo que sentía en ese momento. Me sentía usada, cansada, violentada y sin fuerzas.
Una vez más, no lo podría soportar. Tampoco podría aguantar que pisotearas el poco orgullo que me queda. Ya el llanto se había pasado, pero no podía sacar ese nudo de angustia que amarga mis labios.
El bar de la esquina estaba abierto, entré y casi por inercia pedí una cerveza. El líquido frío atravesó a penas el nudo que tenía y bajó lento y refrescante hasta mi estómago. Un vaso tras otro fueron desapareciendo y mis pensamientos seguían vagando, pero ahora con el desahogo de la ebriedad que empezaba a embargarme. Que impresionante como el alcohol lograba aliviar mi pena .
En ese momento el enésimo vaso de cerveza que tomaba resultaba ser mi mejor compañero, ya no sentía pudor y en la mesa más oscura del último rincón del bar botaba mis penas y quería gritar mi pesar.
Hace tiempo no tomo un vasito de cerveza y a veces extraño una borrachera como las de antaño, tal vez sólo quiero hablar de todo aquello que guardo dentro, tal vez necesito valor para expulsar lo que corroe mis venas.
A veces reprimo lo que siento porque ingenuamente pienso que si no lo digo no existe, y si no existe no duele... pero descubro que no es así.
Un vaso de cerveza y un marlboro light.... por lo menos me sirven para botar el estrés de estos día difíciles.
"EVERYBODY HURTS AND EVERYBODY CRIES... SOMETIMES"

septiembre 29, 2007

Ausente

¿Qué pasa cuando el mundo se vuelve loco?
pasa que los días se hacen eternos y las noches tristes;
pasa que no sabes donde estás parado y todo gira a la velocidad de la luz;
pasa que no quieres estar aquí y tampoco allá;
pasa que no puedes morir pero ni quieres vivir;
pasa que el eje de tu vida pierde su centro y cae a 45 grados dejando todo mirando al oeste;
pasa que el fin no llega nunca y el principio ya ni se ve;
pasa que no sabes que pensar pero tu cabeza se marea a 1000 revoluciones por segundo;
pasa que tus venas se hinchan de inquietud y tu corazón se vuelve un ciclón de pensamientos inconclusos;
pasa que no puedes estar quieto pero te mueves y caes, sólo caes...
¿Mi mundo estará loco?
quizá sólo estoy soñando,
quizá sólo quiero que ocurra,
quizá sólo quiero una excusa...
una excusa para estar mal o para escapar,
una excusa para aislarme en mis sentimientos.
Tal vez no quiero nada más que lo que tengo,
tal vez no sé lo que tengo,
tal vez no valoro lo que tengo...
Tal vez, quizás....
Un mundo loco, un mundo cuerdo
que más da, si no quiero estar en él...

septiembre 18, 2007

No tengo ganas de escribir

Hace un par de semana que no tengo inspiración,
no tengo ganas de escribir,
simplemente las palabras no me nacen.
Miro una página en blanco por largos minutos
y no logro plasmar ni una frase coherente...
La inspiración me abandonó,
no tengo ganas de escribir,
o mejor dicho no puedo escribir,
porque no se me ocurre nada...
Mi mente está ocupada en otro lado,
no quiere seguir imaginando historias,
no puedo escribir ni una palabra
no puedo hilar una oración
no puedo sentir un poema
No tengo ganas de escribir porque
tú te robas mi ilusión, mi inspiración,
mis sentimientos y mis palabras
Y no me queda nada para escribir...

septiembre 01, 2007

Inseguridad

Me sigue donde quiera que vaya,
ronda mi espíritu y mi alma.
Es la sombra que entristece mis días
No me permite ser completamente feliz...

Si por lo menos tú me la quitaras,
pero acentúas su presencia,
clavas en mi pecho la desesperación de tenerte
No puedo conciliar el sueño lejos de ti.

Persigue mis días y noches,
ya no cierro los ojos porque maneja mis pesadillas.
Siento el deseo de enterrarla para siempre,
pero no puedo, me corroe y caigo en su trampa...
Se mete despacio por mis venas,
recorre mi cuerpo y me posee

Ayúdame a extirparla de mi alma
saca esta inseguridad que me mata
llévate de mi vida la intranquilidad de no estar contigo
Permite que viva tranquila y sin recelo,
sin angustia, sin mentiras...
Sin esta desconfianza que asfixia mi amor.

agosto 25, 2007

Andres y Susana: Un triunfo del Mar

Se conocieron un día de invierno en la playa, raro, después de todo la playa recibe sus visitantes en verano. Pero ellos eran dos almas flotantes que divagaban entre añoranzas y recuerdos con el mar como escenario prinicipal.
Ella aún sentía su piel ligada a aquel marino que se perdió en las profundidades del océano, o mejor dicho que se fue en un buque de regreso a su país. Le gustaba pensar que había muerto y que su cuerpo yacía en el inmenso mar, pensaba que así su recuerdo seguiría inmaculado, porque la semana que vivió con él lo convirtió en un ideal que no había podido borrar de su cabeza. Más de 8 meses ya habían pasado, pero el recuerdo de aquel navegante recorría sus venas y salía por cada poro de su cuerpo. Lo único que deseaba con todo su corazón era volver a verlo...
Él se namoró de una sirena, se perdió en el canto hechizo de una mujer hermosa, pero malvada, radiante como el sol, pero llena de odio por dentro. Estuvo con Marilú poco más de un año, le dio todo lo que ella necesitaba y quería, incluso cumplió sus caprichos más inútiles. Pero se le fue de las manos, la codicia de esta mujer altanera y sin escrúpulos lo llevó a perder la mitad de su capital, perder su empresa y sus amigos e incluso perderla a ella. Cuando vio que las cosas se ponían de cabezas su mejor solución fue arrancarse con el socio de este miserable que hoy la recuerda mirando la espuma que dejan las olas del mar al morir en la playa...
Así estaban, soñando cada cual con su pasado y reviviendo cada momento con el más mínimo detalle cuando el mar los quizo unir.
- Tienes fuego? preguntó él
- Claro, contestó, mientras al mismo tiempo le acercaba un encendedor.
Por sus ojos se cruzó un sentimiento, se podía ver el aura de ambos unida en una sola. Con ese simple diálogo comenzó todo. Comenzaron a hablar de sus vidas y sufrimientos. Se entendía como viejos amigos en un reencuentro.
El dolor que los embargaba por las pérdidas de lo que ellos pensaron era su único amor casi no los dejaba ver que ahí estaba naciendo algo real, verdadero, palpable y sincero.
Después de conversar casi por 2 horas el frío invernal les avisaba que debían marcharse. La despedida fue algo triste, cada cual sentía que debían volver a verse pero no decían nada para hacerlo. Hasta que Andrés le ofreció llevarala hasta su casa, recordando que, por lo que había dicho no estaba muy lejos de ahí. Así caminaron hasta el departamento de Susana...
Nunca olvidarían ese día y menos aún la luna que a esa hora los contemplaba. Siguieron viéndose y hoy ya han pasado 7 años y aún visitan el mar, pero ahora tomados de la mano, con el alma satisfecha y agradecidos del mar por dejar a sus pies el amor que pensaban habían perdido para siempre

agosto 08, 2007

Entre líneas

Era el día de tu cumpleaños y tenía que viajar a Iquique para estar contigo, lo más rápido y seguro era el avión de las 8 de la mañana, a pesar que sólo alcanzaría a dormir 2 horas, pero eres tan importante para mí que decidí hacer el esfuerzo. El aeropuerto estaba vacío, nadie viaja un día miércoles tan temprano. La gente me miraba algo extrañada, seguramente mi cara de sueño no pasó desapercibida. Llegó la hora de subir al avión.
La persona que se sentó a mi lado tenía un halo extraño, sentía que me miraba y su rostro era pálido como el papel, era casi angelical, pero con el entrecejo fruncido me dio más miedo que tranquilidad. Hace tiempo no sentía ese escalofrío corriendo por mi cuerpo. “Podrías haber sido feliz” me dijo, y se cambió de asiento. Otro escalofrío recorrió mi espalda, es sólo una tontería pensé y esperé el despegue de la nave. Una vez en el cielo las palabras de ese extraño personaje aún rondaban mis oídos, aunque traté de no darle importancia.
Traté de hechar una mirada por la ventanilla, pero el vértigo que sufro desde niña hizo que volviera la cabeza al interior del avión. Para distraerme revisé mi bolso y encontré una foto tuya, que me hizo volver a mis asuntos, iba viajando a verte a ti, por fin, después de casi 1 mes volveríamos a estar juntos, y eso cambia cualquier tontera que me hayan dicho, después de todo ese sería mi regalo de cumpleaños. El día del reencuentro se acercaba y mi corazón cada vez latía con más fuerza, sólo dos horas y treinta minutos me separaban de ti. No pensé que algo pudiera salir mal, estaba todo muy bien planeado, pero no sabía que el destino no quería lo mismo.
La noche anterior había tenido que terminar un informe para la oficina y pude dormir recién a las 4 de la mañana, 2 horas de sueño inquieto y luego a la ducha, para poder llegar al aeropuerto a tiempo y tomar el avión que me llevaría hasta a ti.
El mundo no importaba en este momento, sólo quería que aterrizáramos para poder correr a tus brazos, como lo hacía en ese sueño recurrente que era mi compañía por las noches. Lo que siento por ti es tan grande que no imagino no tenerte. He construido un universo paralelo que nos tiene a nosotros como único centro y es tan lindo! que ya quiero que sea realidad.
La primera hora de viaje había transcurrido mientras pensaba en ti, hasta que el anciano pálido se acercó nuevamente a mí, no me había dado cuenta, sólo me percaté de su presencia al sentir que me miraba fijo. De un sobresalto salí de mis elucubraciones y le pregunté que quería. “Te habría ido tan bien en la vida”, fue todo lo que dijo y volvió a su asiento detrás del mío. Tuve que darme vuelta para preguntarle, de una vez por toda que significaba esas cosas que me decía. Mientras le preguntaba vi que junto a su asiento había una biblia que se notaba había sido varias veces leída y releída… se quedó en silencio y volteó sus ojos hueros sobre mi cara. La impresión de ver su cara blanca y sus ojos vacíos mirando a la nada casi hizo que cayera del asiento. La segunda hora había pasado y mi viaje estaba a punto de terminar, ese viejo me ponía nerviosa y lo único que quería era llegar a Iquique…
De repente una turbulencia hizo que despertara de mi somnolencia, al instante vino otra y se sintió un ruido ensordecedor, la voz del piloto salió por el altavoz e invitaba a la calma. Pero desde ese instante todo fue caos. El avión empezó a perder altura y ya no podía distinguir nada, sólo vi al pasajero de atrás rezando envuelto en una luz enceguecedora mirándome fijamente a los ojos.
Te quiero! Grite, fue lo último que alcancé a decir antes de caer estrepitosamente al mar. Cómo iba a pensar que un viaje de 2 horas y media sería lo último que haría por ti… El día estaba recién empezando y para mí ya todo había terminado. El sol estaba en las alturas y yo ya no pensaba en nada más que en ti…. A ti te avisarían de la tragedia un par de horas después… íbamos a ser tan felices! Pero el destino no quiso que fuera así. La vida es difícil, pero la muerte lo es aún más… Esa noche nos encontramos mirando la luna… tu en tu casa y yo en mi tumba marina… sólo nos unían las lágrimas...

julio 30, 2007

La confianza

"Difícil de conseguir... fácil de perder...casi imposible de recuperar"

El amor es fundamental en una relación, pero qué hacer cuando existe traición? cuando la confianza se pierde y la inseguridad se mete en el medio? Muchas veces el amor sigue casi intacto, pero el orgullo nos lleva a no escuchar y condenar sin posibilidad de apelación. Es un mal consejero que nos instiga a no ver más allá de nuestras propias razones y sufrimientos.
Si nos guiamos por el rencor el sufrimiento se hace doble, porque sufrimos por el hecho traicionero y además por recordarlo a diario y no dejar que la herida sane. Guardar esos malos sentimientos en el corazón y no ser capaces de eliminarlos es casi un pecado capital, porque la mente nos juega malas pasadas y nos hace crear más y más historias para no olvidar el daño.
Tampoco hay que ser "tan" benevolente y pasar "casi" por tont@. Hay que vivir el proceso de sanación como corresponde, no se debe hacer como que nada ha sucedido,porque eso tampoco es bueno. Debemos analizar nuestras relaciones y ver si vale la pena reintentarlo y si decidimos que es así hay que superar lo que sucedió (no olvidar, pero pasar etapas) y volver a crecer juntos.
Creo que lo fundamental es el perdón, pero el perdón sincero, real, de corazón... perdonar un error (que quede claro, uno error, no cientos de ellos), superarlo, crecer y seguir amando. Después de todo el amor es el pilar fundamental de las relaciones y si existe por qué dejar que se arranque?, hay que luchar por conservarlo y hacer que crezca cada día un poco más

julio 21, 2007

El duelo: Sexta Etapa: El Alivio

Mi pecho se cierra
el dolor poco a poco se aleja de mí,
ya no siento desconsuelo ni enojo,
sólo una cicatriz en mi corazón recuerda mi pesar

Te siento a mi lado y tu calor me reconforta
todo lo que ha pasado me hizo más fuerte
y aprendí a quererte cada día más.

Quién diría que seguiríamos juntos?
Quién iba a pensar que nos uniríamos más?
Las dificultades son necesarias,
pero no me hagas sufrir así nunca más!
No podría soportar otra traición...

Mi impotencia y llanto se esfuman,
no olvido, pero trato de mirar al frente,
no es sano seguir dando vueltas al asunto.
Si nos queremos tanto como hoy esto sólo será un mal recuerdo

Estoy feliz a tu lado,
te quiero
me quieres
que importa el resto?

julio 17, 2007

El duelo: Quinta Etapa: La Soledad

Miro atrás y recuerdo,
sí, recuerdo los días felices,
recuerdo las noches eternas,
recuerdo mi vida contigo...
antes de todo este desorden!

Era todo tan "perfecto",
tu y yo y nuestro amor
Hoy el vacío me rodea y me consume
hoy miro a mi alrededor y estás distante
hoy no confío... hoy es decepción....

Te extraño como nunca,
te quiero como siempre
te deseo una vez más
y te espero en mi silencio

El mundo es inmenso sin ti,

mis días eternos sin tu calor,

las noches sin sueños
y mi vida un abismo sin fin

Si caigo, ¿Me levantas?
si me pierdo, ¿Me buscas?
si lloro, ¿Me consuelas?

hay amor! como te quiero,
te espero, te deseo.

Mi soledad te extraña y grita por ti

julio 11, 2007

El duelo: Cuarta Etapa: La Culpa

¿Por qué tuvo que suceder esto?
¿No te di lo suficiente?
¿Qué fue lo que hice mal?
Torturo mi mente pensando en lo que sucedió,
no tengo conclusiones, pero una duda brota de mi pecho:
¿Habrá sido mi culpa todo lo que sucedió?
Recuerdo los bellos momentos que pasé contigo,
me siento desprotegida sin ti...
tal vez fue mi error, tal vez no fui lo que querias,
quizá no soy lo que esperabas.
Mi corazón aún late por ti,
mis sangre todavía enloquece con tu voz,
mi respiración se agita al recordar tu aroma,
y el amor tritura mi conciencia.
¿Qué fue lo que faltó?
¿Qué fue lo que no supe entregar?
fui insuficiente para ti,
y por mi culpa te enredaste con ella!
Si hubiera sido más cálida,
si hubiera estado junto a ti,
si no hubiera sabido jamás lo que pasó...
No soporto pensar que estuviste en sus brazos,
me duele saber que mi descuido te guió a ella,
me parte el alma tenerte a mi lado y no olvidar...
Quiero que pase ya,
que deje de doler como duele,
que mi mente deje de tejer historias,
que podamos seguir adelante...
quiero dejar de culparme por esto...

julio 05, 2007

El duelo: Tercera Etapa: El enojo

No quiero saber por qué,
ya nada me importa...
Quiero tomarte entre mis manos
romper tu cuerpo en mil pedazos
y sacar tu corazón de un mordisco!

Eres un vil rastrero,
plasta humana que no mereces mi sufrimiento
¿Quién lo iba a pensar?
¿de ti?... nadie
pero aquí estoy maldiciendo tu nombre
y el mío por caer en tus redes....

Maldito seas por hacerme sufrir!
si el fuego del infierno no te condena
lo haré yo con mi indiferencia...

No te odio, porque te amo,
pero no olvido...
La rabia que siento cuando miro tus ojos
destruye mis ilusiones y mi alma....

Cómo quisiera eliminar el dolor,
dejar de imaginar lo que imagino,
volver a nuestro mundo perfecto....
ese que tú destruiste!
No podía ser real!
"Demasiado lindo para ser verdad"

¿Que hago con todo lo que siento?
¿Lo guardo? ¿Lo entierro?
No puedo!!!!
Me duele y es por tu culpa!!!

Desarapece!!! aunque sea por un rato
por favor... desaparece de mi vida!

junio 30, 2007

El duelo: Segunda Etapa: La desorganización

Mis lágrimas no dejan ver el día
lloro y lloro por tu traición....
para que perder el tiempo con mi vida
si tu la desarmaste en un instante?

La tristeza inunda mi corazón
lacerado por tu mentira,
mutilado por el dolor
y sin ánimos de seguir latiendo.
Sólo pienso en que estuviste con otra
mientras me besabas a mí;
que la tocabas con lujuria,
mientras te entregaba en la cama mi alma;
que le prometias amor eterno,
mientras a mí me regalabas la luna...

Cómo lograr volver mi vida a la normalidad
si no puedo sacar de mi cabeza este dolor

Cómo seguir con mis obligaciones
si no sé qué esperar de la vida

Cómo seguir queriéndote
si cada vez que veo tus ojos la imagino a ella

Pero te quiero, y tu sabes cuanto
y me quieres y yo sé cuanto

Seguimos adelante??
No me dejes sola
porque no puedo ver con claridad lo que quiero
ayúdame a decidir,
ayúdame a olvidar,
ayúdame a dejar de llorar...

junio 27, 2007

El duelo: Primera Etapa: La negación

Hoy descubrí la verdad,
esa verdad que es imposible de soportar

No puede ser real….
Simplemente no puedes haberme hecho esto
Yo que te quiero como a mi vida,
Yo que doy todo por ti
yo que muero sin ti….

No puede ser cierto
No puedes hacerme esto
¿Para que mentir?

Por favor dime que no es cierto…
Siento que me muero….
Mi corazón se destroza con la noticia

No, no, no y no
Me niego a creer que serias capaz
de arrancarme el corazón y pisarlo con desprecio…
no hiciste eso verdad??

Todo es un mal entendido y ya pasará,
No es posible que esto que hoy sé pueda ser verdad
No si me quieres,
No si te quiero
No!…

junio 24, 2007

Cuestión de actitud

El mundo giró y me dejó atrás.
El sol salió y una nube se quedó en mí
cada día que pasa me vuelvo más opaca,
pero la llama de esperanza no se apaga,
porque cuando miro el cielo estrellado
su fuerza inunda mis venas cansadas,
trato de seguir sin caer, y si caigo... me levanto!
Puedo revivir.... hay oportunidad de renacer
sólo es cuestión de actitud...
**no se muere con dignidad... se vive con ella**

junio 12, 2007

Corte de alas

Sentada en una vieja banca frente al mar empecé a recorrer mi vida, mi corta vida, sólo 22 años de experiencias, algunas mejores que otras, pero todas llenas de pasión. Miré el horizonte y se vinieron a mi mente los momentos de felicidad por lo que hoy estoy pasando. Siento que la vida ha querido entregarme estas sensaciones para luego hacerme caer.... Luego de agradecer por la gente que me rodea, por lo bien que se portan conmigo, por mis padres, mis amigas y mi amor. Todos han logrado que yo roce la felicidad, esta época de mi vida ha sido espectacular. Gente grandiosa, un hogar acogedor donde llegar día a día, la universidad marchando viento en popa. Pero nada sirve si sigo con esta incertidumbre que me agobia. ¿Por qué cuando todo se ve espectacular "algo" tiene que manchar este momento perfecto? por qué quieren que deje de volar? Por qué cortar mis alas y hacerm aterrizar sin paracaidas?

Sigo en el mismo banco de la playa, no sé cuanto tiempo ha pasado: no llevo reloj y decidí apagar mi celular para concentrarme sólo en mis pensamientos. Hace tiempo no reflexionaba así de lo que me está pasando , creo que me hacía falta. Definir mi vida, pensar en mis metas (que hoy veo cada vez más lejanas), decidir qe hacer con todo lo que siento.

Me aterra la idea de no lograr mis objetivos, de no tener la oportunidad de poder sentirme orgullosa de mí misma... Recuerdo los días difíciles de ayer, esos en que lo más grave era alguna pena amorosa que se llevaba mi corazón, pero hoy, reflexiono, me sirvió para enfrentar mi relacón atual, para no comenter los mismos errores del pasado. Todas aquellas penas y alegrias de ayer me han ayudado a soportar firme los desafìos del presente. Pero qué sucede cuando no veo futuro?

Ahora se vienen a mi cabeza mis hermanas, mis papás, que no saben nada, bueno en realidad sólo dos personas saben realmente la angustia que corre por mis venas. Qué terrible tener que digerir todo esto y hacer como que nada pasa!

Hace un tiempo atrás sentía miedo, por una razón muy distinta, pero ahora creo que ese miedo era mínimo, siempre se sobre-dimensiona los problemas cuando estamos frente a ellos, pero al superarlos y hacer un análisis retrospectivo de lo que sucedió nos damos cuenta que no era tan grave o que habían más soluciones de las que pensamos.... pero ahora no sé como reaccionar, será mejor no reaccionar y sólo esperar? (fácil decirlo y difícil hacerlo). Creo que todas las personas en mi posición pensarían lo peor, yo trato de ver las cosas objetivamente y tratar de superar mis miedos, además sé que tiene solución, pero los riesgos y secuelas son los que me asustan.

Ya el sol se está terminando de esconde y el viento frío que golpea mi cara me saca del transe en el que estaba sumergida. Ya la oscuridad se ha hecho notar, así que decido prender mi celular pra ver la hora y caminar en dirección de mi casa. Tengo que lograr cambiar mi semblante en los 20 minutos que demoraré en llegar, tengo que ponerme la careta que he estado usando los dos últimos meses y dejar de pensar en los resultados de los exámenes, después de todo la tecnología ha avanzado mucho y hoy las soluciones para el cáncer son realmente viables

junio 05, 2007

La cortina

La tímida luz que entra por mi ventana logra despertarme, sin saber la hora que es no he podido levantar mi cuerpo de la cama, simplemente abrí el ojo derecho y la pieza seguía oscura, sólo esa tenue luz entraba por la cortina entreabierta y su haz daba directo en mi cara… cuando por fin tengo conciencia de que estoy despierta muevo la mano en dirección al reloj, pero antes de poder cogerlo se resbala, con la torpeza somnolienta no alcancé a afirmarlo y rodó por el piso. Así, sin saber aún que hora es giro el cuerpo hacia la pared y trato de cerrar los ojos para volver a dormir, pero sigo concentrada en la luz que entra por la ventana, que ahora se ha convertido en un reflejo en la muralla. Aprieto fuerte los párpados, pero ahora imagino la luz amarillenta que no puedo sacar de mi cabeza. Es sólo una lucecita pienso, pero no me deja conciliar el sueño.

Comienzo a inventar alocadas historias que explican el origen de la luminosidad que me está trastornando. Me comienzo a quedar dormida, por insistencia, pero no olvido la lucecita que me perturba… en mi estado de semiconciencia pienso que sólo bastaría con levantarme de la cama y cerrar la cortina, pero ya no puedo, el sueño ha ganado a mi estupidez y me voy al mundo onírico, pero sigo soñando con la luz, que ahora se convierte en arcoiris, luego en dragón de fuego, un cometa, un meteoro o cualquier cosa brillante….

Por fin el despertador sonó, y lo primero que hago al reaccionar es mirar la cortina, para ver su hendidura y la luz que ingresa, pero está cerrada! Todo fue un sueño, raro, sin sentido ni coherencia, pero que logró turbar mi dormir de tal manera que ahora tengo más sueño que de costumbre y no quiero salir de las tibias sábanas que me envuelven.

Que complicación cuando un objeto tan cotidiano, como una cortina con un poquito de luz externa, produce sentimientos tan profundos que hacen que no pueda dejar de pensar en ello… quizá es sólo un indicio de que mi locura se está acentuando.

mayo 19, 2007

Por qué te quiero??

Quizás la respuesta siempre estuvo dentro de mí pero sólo ahora salió a flote; quizás tu cariño y comprensión hicieron que lo supiera; quizás mi cerebro la creo siguiendo el dictado de mi corazón, quizás simplemente es lo que siento... No sé de donde ni cuando obtuve la respuesta, pero hoy puedo decir que,
Te quiero porque tu sonrisa hace que todo mi cuerpo se alegre
te quiero porque tus ojos llenan de paz mi mundo
te quiero porque tus manos frías estremecen mi espalda desnuda
te quiero porque tu calor entibia las noches de invierno en mi cama
te quiero porque tus lágrimas aprietan mi corazón
te quiero porque tu pesar carga de angustia mis hombros
te quiero porque tus labios suaves agitan mi corazón con dulzura.
Te quiero porque tu imaginación sin límites crea nuevos mundos en mi mente
te quiero porque tu corazón ha despertado al mío
te quiero porque tus palabras han llegado a mi alma y me cambiaron
te quiero porque tus actos me suben a las nubes.
Te quiero simplemente porque has sido un complemento
te quiero porque me haces reir incluso cuando no quiero
te quiero porque me haces subir al firmamento cuando estoy demasiado aferrada al suelo...

Cada momento que vivo contigo me entrega a un ser especial, y realmente agradezco el estar a tu lado. Me di cuenta que te quiero porque eres TÚ... el mismo que me hizo volver a creer y que me enseñó a seguir adelante y arriesgar mi orgullo... Gracias! porque sin duda, valió la pena.

Para la persona que abrió mi mundo al amor... Jaimito te quiero!

mayo 03, 2007

Eran las 10 de la mañana y dormía plácidamente en mi cama, el fuerte ruido de la campanilla del teléfono me despertó, todavía confundida me levante para contestar. "Llamo del Hospital X" me dijeron al otro lado de la línea, "Se encuentra la señorita Y?". Preguntaban por mí, sin saber por qué un escalofrios recorrió mi cuerpo y cuando pude hablar nuevamente me dieron la noticia: tenía que ir al hospital a realizarme un estudio de células cervivales. ¿Qué es eso? son exámenes, entre ellos una biopsia, que se realizan cuando el famoso Papanicolau o más conocido como PAP sale "poco concluyente", citando la misma enfermera que llamó.

Después de mucho posponerlo, fui a tomarme la muestra, algo rutinario pensé, pero después de hoy he quedado realmente preocupada, será posible que a mi edad pueda estar cursando con un cancer?? Esa pregunta ha rondado mi cabeza todo el día, y la verdad me da mucho miedo, ya que por herencia sería muy probable que así fuese, aunque generalmente se da en mujeres menopausicas.

El miedo que siento es grande, además se junta con todos los problemas que ya acarreaba... es cierto eso que dicen: "los problemas no vienen solos"....

Después de realizarme el estudio, los doctores concluyeron que tenía un cáncer muy masificado y que tendrían que extirparme el útero y ovarios. Así quedé estéril y sin descendencia, porque a mi edad aún no había pensado en tener hijos, primero quería desarrollarme como profesional. Ahora me arrepentía, ahora que la posibilidad se había hecho humo sentía el vacío que provoca la idea de nunca ser madre.

Seguí todos los procedimientos al pie de la letra, la radioterapia y quimioterapia fueron mis acompañantes por mucho tiempo, no perdía las esperanzas de ganarle al cáncer, a pesar de los efectos secundarios, que me hacían ver cada día más diferente, ya casi no me reconocía en el espejo.

Después de mucho tiempo en tratamiento. y al ver que las progresiones eran mínimas, y que el cancer cada vez avanzaba más y más a prisa decidí abandonar todas las vías médicas. Si iba a morir preferí hacerlo con mi pelo largo y uñas pintadas, y no con todos los malestares que me producía la quimioterapia.

Un mes después mi pelo lucía tan negro como antes, aunque yo nunca volví a reconocerme en los reflejos, pero me sentía liberada. Hoy en mi lecho de muerte, no siento dolor,porque desde algún tiempo comencé a tomar morfina, así que lo único que espero es morir.

Nunca habría pensado que moriría asi: sin familia, sin hijos, sin una carrera exitosa, sin una casa propia, sin auto, sin nada..... moriría sola y sería olvidada en un tiempo tan breve como mi existencia en la tierra.
"Toda mujer mayor de 20 años y sexualmente activa debería realiazrse el Papanicolau por lo menos una vez al año, para poder diagnosticar de forma temprana el cáncer cervical y así tratarlo con éxito. Ya que después del cancer mamario este tipo de cáncer es el más prevalente en todas las mujeres del mundo"

abril 28, 2007

Jueves 16!

Eran las 6 de la tarde y mi cabeza giraba a 100 kilómetros por hora, quedaban aún 3 horas para nuestro encuentro y no podía dejar de pensar en eso. Mentalizaba mi clóset completo buscando el traje ideal para esta noche, definitivamente tenía que ser el mejor, después de todo, esta sería una noche especial, que recordaría para el resto de mi vida.

Hacía un mes exacto que le había confesado a Fernando mi realidad, esa fría noche de Mayo en que nos tomábamos una botella de ron y cuando él se puso más cariñoso de lo normal fue cuando le dije que era virgen, al principio no me creyó, y se rió de buena gana. Comprensible, ya que, en estos tiempos, es raro encontrar una mujer de 20 años sin experiencias sexuales. Pero cuando se dio cuenta que era verdad la conversación cambió de rumbo y se puso seria, le comenté mis motivos y él los respetó, comprendió que no era por falta de oportunidades, sino por una decisión personal. Así pasaron las semanas y no volvimos a hablar del tema, hasta que, la semana pasada decidí hacerle una proposición...

Me dí cuenta que Fernando era el hombre que había estado esperando, estábamos juntos hace poco tiempo, pero lo conocía desde que éramos unos niños y su forma de ser y comportarse conmigo me dieron la valentía para decirle que quería que fuera el primero... en realidad, desde la misma noche que se lo conté había tenido la idea, pero me demoré 3 semanas en decírselo, después de todo igual sentía pudor. Me armé de valor y le dije que nos juntáramos en un café cercano de mi departamento. Sin rodeos le plantié mi idea y recuerdo su cara de admiración y el rubor de sus mejillas... yo firme y sin amilanarme sostuve la mirada y esperé su respuesta.

Después de dar explicaciones y un discurso algo enredado terminó por decirme que estaría "encantado de tener el honor".... esa frase algo cliché hizo que la presión sanguínea me subiera por las nubes y mi cara se pusiera roja como un tomate. Finalemnte seguimos conversando de la vida cotidiana de cada uno y fijamos el día y lugar de la cita, que sería una semana después de esta conversación, es decir el jueves 16...

Me puse un jeans, que después descubriría era bastante ajustado; una polera algo sexy y una chaqueta. Llegué al lugar en que nos veríamos a las 9 en punto y ahí estaba él esperándome. Fuimos hasta su casa, donde hablamos mientras la botella de ron blanco bajaba rápidamente, se notaba que los dos estábamos nerviosos, porque ambos sabíamos como terminaría todo esto. Cuando quedaba muy poco en la botella, Fernando me abrazo fuertemente y me dio un beso tan apasionado y ardiente que sentí que se me iba la respiración. Empezó a acariciarme lentamente por sobre la ropa, junto con murmurar palabras casi inconexas. Yo estaba nerviosa, pero respondía a sus besos con lujuria y movía mis manos por su cuerpo por isntinto, ese instinto animal que se apoderó de mí esa noche... primero sacó mi polera y me besó el torso semidesnudo, su mano dercha desarochó el sostén mientras la izquierda me cogía por la cintura y aprisionaba su cuerpo contra el mío. Yo, con mi inexperiencia sólo atinaba a besar su cuello, deslizar mis manos por su espalda desnuda y contorsionarme como gata en celo... el calor que en ese momento me embargaba se expandió a toda la habitación cuando sentí su mano en mi entrepiernas húmeda, con algo de dificultad se deshizo de mi pantalón ceñido a mi cuerpo más que de costubre. Dulcemente me despojó de toda la ropa y quedé vulnerable a sus garras de lobo cazador sobre su cama. En sus ojos veía lujuria y exitación que se transformaba en ternura y pasión cada vez que rozaban nuestros cuerpos. Nunca olvidaré lo que dijo "No puedo decir que no dolerá, pero trataré que sea lo más placentero posible", es una frase bastante cursi, pero que en el momento hizo el efecto que quería, me relajé al máximo, me dejé llevar por su destreza y disfruté el momento...

Su cuerpo sobre el mío era la gloria en la tierra; los movimientos de vai ven que coordinaban nuestras caderas eran fuego y ardor en el mismo infierno; sus labios recorriendo mis pechos eran lascivia que convertían mis suspiros en gemidos desenfrenados. Mis ojos le pedían a gritos que no se detuviera, que siguiera recorriendo cada rincón de mi ser.... Juntos nuestros cuerpos llegaron al punto sin retorno que es el orgasmo, sentí que una fuerza subía por mis pies y otra bajaba desde mi cabeza, ambas se encontraron en mi abdomen y el choque provocó una lluvia de sensaciones, colores y sonidos que me llevaron hasta el séptimo cielo.

La intensidad se detuvo y me besó con tranquilidad y afecto. Todo había terminado, nos abrazamos fuertemente y lo único que pude decir fue "gracias por hacer este día inolvidable".... su silencio me reconfortó. Me dormí.

Hoy recordé este día que ya se ha hecho lejano, vuelvo a sentir los nervios de aquella noche y mi estómago se retuerce de la emoción. Ya no estoy con Fernando, pero se transformó en parte de mi historia, cada vez que recuerde este momento tan importante inexorablemente lo tengo que rememorar a él . El amor que alguna vez le tuve hoy pertence a otro corazón, Fernando sólo se ha convertido en recuerdos...

abril 24, 2007

Hasta que la muerte nos separe

Era el mejor día de mi vida, pero el destino quizo que no fuera así...

Corrí tras de ella, no podía dejarla ir así, todo lo que había visto era un mal entendido, yo nunca habría pensado en hacerle daño... Las cosas se sucedieron una tras otra sin poder detener el curso de los hechos. Me vio con su prima en esa pieza el día de nuestro matrimonio, pero puedo jurar por Dios que no estábamos haciendo nada. Ella sólo quería encargarme a Marisol, porque desde pequeñas que eran muy cercanas, pero no lo entendió así, simplemente se cegó con sus celos (que siempre había sentido) y salió corriendo sin rumbo ni dirección conocida. Yo sólo atiné a tomar el auto de mi padre y correr por el camino en su busca.

Estaba desesperado, no sabía para donde ir, lo único que hacía era apretar el acelerador cada vez más a fondo y rogar al cielo para encontrarla. Tenía que escucharme, comprendería todo y volveríamos al lugar de la ceremonia. Pero no la veía por ningún lado...

Cuando estaba a punto de llorar de impotencia vi en el horizonte el auto que habíamos contratado para la ocasión y que ella había usado para huir, era un automóvil antiguo, demasiado rápido para sus años, pero que lleno mi corazón de esperanza. Aceleré aún más, hasta casi tocar el parachoques trasero. La miré al espejo retrovisor, le hice señas, toqué la bocina y la llame por su nombre sacando la cabeza por la ventana. Pero ella no hizo ademán de detenerse, todo lo contrario, salió disparada por un camino que daba a la carretera.
La seguí por más de 15 minutos, haciendo sonar su celular con insistencia y tratando de sobrepasarla, pero era inútil.... no me daría por vencido, correría tras ella hasta que se acabara el combustible si fuera necesario. No fue necesario.... después de una curva bastante cerrada ella perdió la dirección del auto y cayó barranco abajo. Detuve mi auto al borde del precipicio y miré con los ojos desorbitados como el antiguo Impala giraba cayendo una vez sobre el techo y otra sobre las ruedas.... no podía estar sucediendo! Había sido todo un mal entendido! No reaccioné de inmediato, sólo recobre la conciencia cuando sentí la explosión que convirtió el auto, y con él a mi novia, en cenizas.
Corrí como pude hasta llegar al lugar, pero sólo logré ver llamas, feroces llamas que destruían todo a su paso... Me tiré al piso y lloré, no sabía que más podía hacer, Marisol estaba muerta y era por mi culpa, no logré aclarar las cosas, no pude decirle la verdad. Ahora no estaba, se había ido para siempre y con ella se había marchado mi vida.
La angustia que siento no me deja respirar y me desvanezco, lo último que logro ver es la corona que usaría mi amor en nuestro matrimonio.....
Prologo
Maldito sueño!!!! lo peor del día antes de mi boda fue ese sueño estúpido que tuve, donde Marisol moría y no lograbamos ser felices. Por suerte nada de eso sucedió. Nos casamos como estaba previsto y logramos formar una hermosa familia. Hoy recordé toda esa angustia porque Raúl, nuestro hijo mayor, se casa en la misma iglesia donde Yo y su madre nos prometimos amor eterno....
"Prometo serte fiel en lo próspero y lo adverso, en la salud y en la enfermedad y honrarte y respetarte todos los días de mi vida, hasta que la muerte nos separe..."

abril 11, 2007

La culpabilidad de un beso

Sintió la adrenalina correr por cada vena de su cuerpo, el corazón latir como un caballo de carreras, la sangre bombeando a su cara con fuerza y una corriente eléctrica circulando por su espalda. Todo su cuerpo estaba alerta a las sensaciones, no quería perderse ni un instante. El momento estaba próximo; sintió que su mano la cogía por la cintura, sus pechos chocaron con su torso firme y su aliento rozó su oído, por instinto cerró los ojos. ¡Cómo le gustaba disfrutar de esos segundos mágicos antes de besar por primera vez a alguien! Simplemente se dejó guiar por el compás de la música, sonaba de fondo Celine Dion con Let's Talk About Love, demasiado cursi para su gusto, pero suficientemente lenta como para seguir su ritmo al momento de recibir el beso. Su piel se crispó por completo, a esas alturas lo único que deseaba era unir los labios a los suyos y entregarse a la pasión del primer beso con él.
Se rozaron suavemente y con delicadeza él le puso una mano en el pelo y con la otra la afirmo de la espalda mientras sutilmente hacía su cabeza hacia atrás para darle el tan esperado beso. En ese momento las endorfinas se liberaron y por varios segundos no existió nada más que ellos y Celine. Sólo las suaves notas de la canción los acompañaba en ese momento. El inicial roce de labios se transformó lentamente, sus bocas se entreabrieron y se unieron sus lenguas húmedas que se acariciaban con pasión, queriendo recorrer el interior de sus bocas con frenesí, casi llegaban a tocar sus corazones con el ápice del músculo hablantín. La respiración de ambos estaba agitada y ella lo besó con la fuerza de la espera y él la besó con deseo de no estar en un lugar público, sino en la cálida cama de su habitación.
Luciano, al besar los labios de su amiga recordó el invierno que la había conocido, llovía y se encontraron en el paradero del bus, al principio casi no se miraron, pero después de 20 minutos de espera juntos ella le preguntó la hora y entablaron conversación, terminaron compartiendo un taxi, ya que vivían muy cerca sin saberlo. Antes de separase habían intercambiado teléfonos y desde ese día se juntaban periódicamente a tomar café y hablar de sus vidas. Ya habían pasado casi 3 años desde esa lluvia y, si bien es cierto al principio había tenido la intención de conquistarla, ahora ya sólo creía que eran buenos amigos; pero por lo visto... se había equivocado...
Ella no se había interesado por él más que como amigos, pero desde hace un par de semanas que se había dado cuenta que lo quería tanto como para estar con él, aunque no había querido aceptarlo antes. No pensaba en decírselo, porque la amistad era más fuerte y no podía quebrantarla por un sentimiento que creyó pasajero. Nunca pensó que su AMIGO sintiera lo mismo...
No podían detenerse, por más que hubiesen querido ya no podían detener el curso de los hechos. Ya algo había cambiado entre ellos. Pero en este lapso no importaba nada, sólo quería seguir sintiendo su aroma, el calor que emanaba por su camisa y los fuertes brazos que la tenían sujeta por la cintura y que subían y bajaban por su espalda. Ella tenía sus manos quietas, aunque las ganas de tocarlo entero no le faltaban. Mantuvo la compostura.
No pensaba en nada, pero un flash de imágenes pasaron por su mente en un instante. Ahí vio a Luciano (su amigo) y también a Javier (su novio). Con él llevaba 6 meses juntos y realmente lo quería mucho, nunca habría pensado en hacerle daño, pero lo que estaba pasando ahora le hacía darse cuenta que estaba en una situación totalmente indeseada y no sabía que hacer para salir de ella ¿Le contaría a Javier? ¿Luciano era una aventura? ¿Qué pasaría ahora? Se sintió abrumada aunque no dejó de disfrutar el beso... se sintió culpable.
Durante el tiempo eterno que duró el ansiado beso no había abierto los ojos y cuando ya decidió era tiempo de hacerlo encontró los de él mirándola tiernamente, no se dijeron nada, simplemente se abrazaron fuertemente y sintieron sus corazones latiendo a un único ritmo. Estaba mirando el suelo cuando sintió una fuerte mirada sobre ella. Alzó la cabeza y ahí estaba Javier con una cerveza mirando desde el bar. Se veía algo alterado, la saludo con ironía, tomó su chaqueta y se marchó.
No sabía que hacer, correr tras de él no habría servido de nada... se despidió de Luciano y se marchó a su casa con un peso gigante en la conciencia. Mañana sería otro día y ahí tendría que enfrentar las consecuencias de sus actos, por esta noche sólo quería recordar el (inocente) beso que había roto con su (monótona) vida "normal"...